Distintas Opiniones

Falta y Necesidad de la Regional Capital.

regional-capital-ciecEl CIEC (Colegio de Ingenieros Especialistas de Córdoba), a diferencia de otras Instituciones similares, jamás creó su Regional Capital pese a estar esto establecido en la Ley Nº 7673, y ser esta Regional fundamental para: el contralor del Ejercicio Profesional, su dignificación, el desarrollo de actividades de promoción, la defensa de los intereses de la Profesión, el aporte de datos al Colegio Provincial que hagan a la evolución de la actividad Profesional, entre otras atribuciones.

Lo curioso y llamativo, es que la presencia de Ingenieros de Capital, en la Junta de Gobierno del Colegio Provincial, permanentemente ha sido mayoritaria, pues muchos Representantes de Especialidades, han sido y son de esta Capital, por lo que no se entiende esta falta de voluntad de creación, atento a su importancia.

A esta irregularidad debe agregarse el hecho de que en Junta de Gobierno hay 3 (tres) Delegados por la Regional Capital. ¿Quienes los han propuesto y quienes los proponen en la actualidad si la Regional Capital no existe? Estas personas jamás convocaron a una reunión con los especialistas que pertenecemos a la Regional Capital para conocer nuestras necesidades y trabajar en pos de solucionarlas.

Lo que tiñe toda esta historia de un color oscuro es que estos tres profesionales forman parte del Cuerpo de Delegados y han estado votando por años las decisiones de Junta de Gobierno.

¿Por qué será que los Delegados de la Regional Capital jamás nos convocaron y la Regional Capital nunca se creó?

 

 

1 comment for “Falta y Necesidad de la Regional Capital.

  1. Enrique A Torres
    30 enero, 2014 at 13:22

    Tamaña irregularidad nunca fue denunciada? por que? Que explicación dan a esto los responsables de la conducción del colegio?. Recordemos, que son culpables tanto los que hacen como los que dejan hacer. Pienso que este ilícito, por su gravedad debe ser denunciado inmediatamente, e iniciar las acciones legales correspondientes por defraudación moral y material a los afiliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *